No sé, no sé…

Últimamente, al acabar el día, me veo siempre dos marcas rojas a ambos lados del puente que no tengo (y me recuerdan que la vista cansada no puede con el peso de una montura barata).

Y las pocas canas que peino se apartan insolentes del resto de mi pelo (que no peino) y me hacen levantar la guardia frente a aquéllos que se sienten invitados a arrancármelas, no sé muy bien por qué.

Jo, a mí me gustan.

(Lo que no me gusta es estar haciéndome mayor…

…por dentro.)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: