.
Cuando el olvido secuestra un recuerdo
(con síndrome de Estocolmo).
Cuando el cuarto creciente te habla en chino.
Cuando el blanco de la diana se vuelve negro.
Cuando mañana es ayer y hoy ya no existe.
.
Cuando la caja de música no suena al abrirla
(¿funcionará a pilas?).
Cuando el mago te cuenta su truco al oído.
Cuando la brújula ya no señala al norte
(y el sol se pone cada noche por el este).
.
Cuando las canciones no hacen escalas,
y al otro lado del espejo sólo queda la pared…
 .
(…la pasión te está poniendo
los cuernos con el hastío.)
.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: