Como una hoja (caduca)

Esta mañana, cuando me he levantado, he visto que me había convertido en una hoja (¿me darían algo extraño de cenar ayer por la noche?).

Era una hoja caduca, pues yacía en el suelo y estaba preparándome para convertirme en humus (como todavía no estamos en otoño, imagino que soy capaz de mantener la insurgencia aunque cambie de forma).

De repente, una racha de viento de componente norte me ha levantado del lecho esponjoso en el que me hallaba y, con una fuerza inusitada, me ha lanzado a las alturas. El ascenso ha sido vertiginoso (menos mal que las hojas no tenemos estómago, si no, me habría mareado seguro). No sabía cuándo iba a parar, tan sólo que subía y subía y se me estaba despeinando el peciolo; no veía nada a mi alrededor, nada más que el cielo —cada vez más cerca— y el suelo —cada vez más lejos.

Ahora estoy suspendida en el aire, en ese segundo estático, de calma chicha, en el que la inercia te mantiene justo antes de que la gravedad haga lo que se espera de ella (o eso supongo; todo lo que sube ¿baja?, ¿se mantiene?, ¿sigue subiendo?).

Desde aquí, las vistas son espectaculares. Puedo reconocer perfectamente dónde estaba y dónde estoy. ¿Tanto he subido?, me da vértigo sólo de pensarlo, pero aquí arriba he recuperado algo de mi actividad fotosintética y puedo respirar por las noches. Si miro abajo, veo el lecho esponjoso tan lejano que no distingo los detalles cotidianos. Si miro arriba veo el cielo, que sigue estando igual de lejos.

No tengo miedo, me gusta este momento. Y si, al final, todo lo que sube baja, sólo espero no hacerlo de golpe (como no soy una hoja perfecta —me han mordisqueado algún que otro trozo—, mi silueta no es nada aerodinámica). Entrar en barrena y caer de canto no entra en mis planes, me rompería en trocitos y a mí me gusta ir descomponiéndome poco a poco, así que, si he de bajar, prefiero hacerlo planeando y, lentamente, posarme en el suelo.

Después, que la Naturaleza haga el resto…

Como tú -León Felipe (Paco Ibáñez)

3 comentarios to “Como una hoja (caduca)”

  1. La Fábrica S.L. Says:

    Me ha gustado tu relato. No serás humus, sería un gran desperdicio. Si no lo hace alguien antes, yo la recogeré con cuidado, la dejaré secar al resguardo y, cuando ya esté, la moleré y me fumaré el mejor “piti” que haya probado nunca.

  2. la7columna Says:

    Me parece estupendo, pero luego no me eches la bronca si tienes alucinaciones, ¿eh? ¡Estás avisada!

  3. Muy bueno, con gran poder connotativo. Las palabras lo dicen todo,

    saludos,

    aquileana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: