Relevo generacional

Hay un pequeño bolso de piel negro, lleno de fotografías en blanco y negro, con decenas de rostros a los que ya nadie puede poner nombre.

Hay una rara manía que ha encontrado su origen.

Hay un «Iba a quitar eso, pero es que no puedo».

Hay una terraza en la que ahora siempre hace frío, aunque sea verano.

No queda nada de aquéllos que fueron. Están los que son hoy, con sus recuerdos mudos de ayer.

Hay una hija que ahora es la madre.

Hay una madre que ahora es la abuela.

Y los niños de ahora no tienen pandilla (por ahora, espero).

Hay nuevos rostros en fotos digitales que no se imprimen nunca.

Una mesa diferente en la que tomarse el aperitivo.

Y un vacío inmenso, que ha aparecido lleno de vacíos anteriores.

Y mi pueblo, testigo mudo del relevo generacional.

Con su mismo cielo estrellado, sobre otros ojos que lo siguen admirando, aunque te tengas que morder el labio para contener el llanto.

Wild world (Cat Stevens)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: