Archivos para julio, 2010

Mis ventanas

Posted in Uncategorized on 05/07/2010 by la7columna

Tengo unas ventanas cojonudas, la verdad. No sé si son de climalit, tampoco si son de doble cristal, no son oscilobatientes y, ciertamente, desde la calle se ven bastante feas, así que imagino que no inspirarán jamás a ningún Dalí; pero, cada noche, desde mi cama en el quinto piso del quinto pino, me ofrecen una imagen del paisaje que detesto cada mañana transformado, por las luces de la noche, en un vasto mar lleno de posibilidades. Y yo adoro el mar y soy ya toda una experta en sucedáneos.

Casi siempre odio el lugar donde vivo, menos por las noches. Y, al contrario que mis ventanas, ese momento, cada noche, no tiene precio pero sí valor; el valor que pueda caber en mi pausa noctámbula, con olor a regocijo y restriegue de pies, antes de que llegue el sueño y me apague hasta la mañana siguiente.

Durante ese intervalo de tiempo, sin tiempo, puedo ver desde mi cama (gracias a esas ventanas tan, tan cojonudas, que me pusieron unos que fueron cabrones en todo menos en eso) el mundo que yace aletargado ahí fuera y duerme antes que yo. Un mundo que parece estático, que engaña con esa pesada monotonía, pero que esconde montones de secretos, promesas, personajes, sorpresas y aventuras, como los puntos suspensivos… o como el mar. Y yo, que adoro la calma aparente que tiene el mar, que vivo en Madrid, pero que soy toda una experta en sucedáneos, gracias a mis ventanas que son tan, tan cojonudas, puedo tener cada noche mi propio mar, aunque sea de asfalto.

Y, mientras lo (ad)miro, me pregunto cómo hacer para que, con la luz del sol, no desaparezca el hechizo que vuelve mis ventanas tan, tan cojonudas, para que así, cada mañana al levantarme, sea también un momento sin precio pero con valor, el valor de un día que me espera para ser vivido y descubrir sus secretos, mientras me saluda con un felpudo de puntos suspensivos…

Y nada más (Silvio Rodríguez)