¡Qué bello es fluir!

Cuando las ideas no se materializan o, mejor dicho, no fluyen, a veces adquieren un movimiento casi infinito bastante parecido a un eterno pinball donde no existe agujero por donde perder la bola, o sea, la idea. Sin su game over, ésta retumba una y otra vez contra las paredes de tu propio cerebro en cualquiera de las direcciones posibles buscando, inútilmente, una salida. Eso sí, aunque no suenas, ni se te encienden lucecitas, resulta un ejercicio bastante mareante, con su ¡clinc! ¡clac! ¡tacataca clinc! a lo largo de todo un día, un mes o la vida entera…

Otras veces, el pensamiento se transforma en ese insoportable moscardón que se cuela en el coche y, con su impertinente zumbido (tzzzzzz tzzzzzz tzzzzzz), parece incapaz de abandonar la tortura que (se) te infringe y te impide disfrutar del viaje por mucho que bajes la ventanilla o hagas aspavientos con las manos.

¿Y las ventanas del cerebro? ¿Cómo se pueden abrir para que fluyan esos fastidiosos moscardones en que se transforman las ideas cuando se anquilosan? ¿Dónde está la salida?

Servidora, aunque en esto no está sola (me consta que cerebros ajenos cuentan también con sus propias moscardas), anda buscando la fórmula que le permita seguir viajando con su cabeza-coche y, aunque no esté libre de moscardones, saber qué hacer para que su visita no se transforme en ponzoña. Y si, en lugar de viajar, le toca jugar con su cabeza-pinball, saber encontrar, de vez en cuando, el fin del juego con su insert coin.

Y es que, parafraseando a Frank Capra (o a la traducción que se hizo del título de su peli, It’s a wonderful life), ¡Qué bello es fluir!

4 comentarios to “¡Qué bello es fluir!”

  1. perro verde Says:

    El cerebro tiene un baúl de los recuerdos,… de los malos recuerdos, y en él sin que nos demos cuenta, los encierra bajo siete llaves. Difícil es recordarlos. Por causas extrañas, hay personas a las que se les avería la cerradura, y estos malditos, pugnan por salir.
    La solución: aunque anden sueltos, puedes construir un muro entre ellos y tú. Si, se me vas a decir que como se construye ese muro. Se que al principio cuesta, pero una vez has hecho el primero, los demás salen por añadidura. Por mucho que hagas ese moscardón jamás saldrá de tu cerebro.
    Ah… Deja de toser, que me pones nervioso. Bien sabes que al teatro (al de la vida también) se viene tosido.

    Un beso

  2. la7columna Says:

    No me refiero solo a los recuerdos, Perro verde; cualquier tipo de pensamiento se puede transformar en un engorroso moscardón.
    ¿Muros? Es cierto, no sé construiros pero, de todas maneras, no creo que sirvan de mucho (si acaso de contención, aunque solo durante un tiempo finito por lo que se convierten en una buena manera de ¿posponer?).
    Y vale, dejaré de toser (finitamente, te advierto) no te me vayas a poner nervioso.
    Un beso colorao (que no rojo, ya que estoy en tu ex-tierra)…

  3. Como iba a negarme Says:

    Déjalas fluir…deja que se escapen de tu cabeza y que te acaricien el cuello, los hombros, los brazos, las manos, los dedos… Déjalas fluir como las caricias de un amante nuevo, desconocidas. Que recorran tu espalda, tu cintura, tus caderas, que se deslicen por tus piernas y lleguen a tus pies… Cuando estén allí, podrás caminar….hasta donde ellas quieran llevarte.

    Cuando se escapen (o cuando las dejes escapar, más bien), cuéntame a donde te han llevado: espero que a la felicidad. Y puesto a esperar, espérame allí: pienso ir pronto :)

    Beso

  4. la7columna Says:

    Mujer, visto así… ¡quiero más, quiero más, quiero más!
    Besos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: