Buscando un nombre

… Los sentimientos nos ponen nuestros auténticos nombres. ¿Como te llamas?

¿Que cómo me llamo? Desde hace unos días me llamo Ansiedad (como esa vieja amiga de la que no me deshago). Pero otras veces mi nombre es Tristeza, Melancolía e, incluso, Nostalgia.

También Felicidad, pero este es de los nombres que me suelen durar poco, tan solo unos instantes, igual que Alegría y Dicha. Debe de ser que se aburren conmigo y rápidamente se van a llamar a otras personas (por suerte algunas viven tan cerca que, por lo menos, puedo verlas de lejos).

Cuando no sé cómo llamarme me llamo Aburrimiento, y cuando me aburro, me llamo Inquietud.

Me he llamado Locura, me he llamado Deseo. Plenitud y Sosiego, pero también Nervios, Pasión e Insolencia… Una vez me llamé Paz, aunque hace ya tanto de eso que no sé si ese nombre lo puedo contar.

Cuando escucho música me voy de paseo, cuando leo, de travesía, y cuando regreso de ambos siempre me llamo Consuelo.

Mientras sueño me llamo Regocijo, aunque al despertarme siempre se me olvida este nombre.

Pero hoy, hoy solo me llamo Ansiedad, sin ni siquiera apellidos.

Qué de nombres; me visitan rápido y, más rápido aún, me abandonan, aunque con diferente frecuencia. ¿Por qué será?

Y entre todos ellos no he encontrado todavía el que claramente me defina y se quede a vivir conmigo; los que yo quiero no me quieren y, a los que quieren, no los quiero yo… Cuando en esto pienso me llamo Rebeldía Fútil y Estúpida (esta vez con apellido compuesto).

Tal vez todos sean mi nombre, tal vez ninguno lo sea… o quizá sea Ciclotimia, (aunque en mi alternancia ­-así de original soy- se exprese siempre más uno que otro)… o, lo más probable, me llame simplemente CAOS y el resto, en lugar de nombres, sean mis apellidos.

Sea como fuere, hoy me llamo (¿o me apellido?) Ansiedad, y cuando así me llamo (o me apellido), no hay zapatos, ni manos, ni gestos, ni besos, capaces de desbancar a este nombre traidor. Tan solo puedo servirme un plato de cuarto y mitad de egoísmo, respirar hondo y esperar a que se aburra y me abandone…

¿Cuál será el próximo?

¿Cuál será el mío?

4 comentarios to “Buscando un nombre”

  1. anónimo Says:

    Querida mía, te preguntas cuál será el próximo. Tal y como yo lo veo, ¿podría ser Soledad ?(Sabina en su canción la describe de maravilla) o por que no, Resistencia ( a las barricadas, a las barricadas….).
    Lo que es evidente es que, como los anteriores, será puntual y
    pasajero.
    ¿Que cual será el tuyo?. Como buén “espíritu inquieto”, podría ser Resuelta, Voluntariosa, Confiada, Orgullosa, Pasional…. .
    No busques porque ya lo tienes y encierra tal diversidad que es lo que te hace Hermosa e Imprevisible.

  2. la7columna Says:

    ¡Qué manía la de poner nombre a todo, ¿verdad?! Muchas gracias por los que tú me has puesto (esos son de los que no se quieren quedar mucho tiempo conmigo, tal vez por eso me gusten tanto), pero se te olvidó el de mi “primer pecado confesado”: ¡Soberbia! Ja, ja, ja, ¿te acuerdas?

  3. Como iba a negarme Says:

    Yo prefiero pensar que los estados de ánimos que provocas en los demás es tu verdadero nombre: el tuyo para mí es Compañia, Paz, Complicidad y Amistad.

  4. la7columna Says:

    Pues de ser así, de ahora en adelante te llamaré Entendimiento, o quien es capaz de cuadrar el círculo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: