Dichosos trapitos

Mi chico quiere transformarse en un señor. Ha renovado su armario para desterrar su eventual complejo de Ana Obregón, pero yo le digo que es suficiente con atarse los cordones de los zapatos; un señor es un señor, vista como vista.

Reconozco que a mí, alguna vez, también me ha asaltado la pesadilla/complejo de no vestirme conforme a mi edad y, de repente, me he observado en algún espejo (ajeno) y he pensado… Dios, Patricia, ¡vaya pintas llevas hoy mientras escuchaba el eco de la voz de mi madre, años atrás (o ayer mismo) diciéndome: péeeeeinate, arréeeeeglate. Como me acaban de regalar un espejo, cuando vuelva a asaltarme el dichoso complejo quiero pensar que, aun a lo Anita, seguiré saliendo a la calle vestida como me lo hayan pedido el cuerpo o las prisas (o igual salgo un día en pelotas a ver qué pasa).

En este mundo y esta época que nos ha tocado vivir no sé si desoír los consejos de mi madre es uno de los motivos por los que en el micromundo de la tiranía empresarial siempre me ha ido tan mal. Puede ser. Tengo una amiga empresaria que dice que no me contrataría en la vida, y en una ocasión (embarazada de seis meses, para más señas) un director de recursos humanos me dio el ¿inteligente? consejo de ser más femenina para ganarme a mi jefe y que este dejara de maltratarme… Y yo me pregunto: ¿Son necesarios traje y corbata, semejante facha y tales argumentos para llegar a ser director de recursos humanos de un grupo empresarial?

Y vuelvo a oír la voz de mi madre: peeeeéinate, arréeeeeglate… ¿Cuándo dejaré de oírla?

Hace unos días se publicó en la prensa una fotografía de la familia de Zapatero con Obama en Nueva York. He de reconocer que la foto de marras tiene, estéticamente, un punto cómico, sea por la pose de las góticas, por la falta de color de la misma (todo tan negro), las sonrisas de falsete o por todo a la vez, pero lo cierto es que, lo que no deja de ser una anécdota, por atrevida, divertida y ¿políticamente incorrecta? se transformó en portada de varios periódicos de tirada nacional y casi en asunto de estado. Y vuelvo a oír el eco de mi madre: peeeeéinate, arréeeeeglate, y entonces me acuerdo del jersey de Evo y, por supuesto, de que también tuvo su portada.

¿Quiere ser usted millonario?

¿En qué tipo de sociedad vivimos? (piensa antes de responder, en esta versión no existen comodines):

A) Fashion victim

B) Superficial

C) Ignorante

D) Cateta

E) Interesada

Y me pregunto, ¿acaso no van vestidas las niñas?, ¿están aseadas?, ¿saben comportarse?, ¿y expresarse?, ¿son críticas?, ¿reflexivas?, ¿educadas?, ¿leen?, ¿usan condón?… (si fueran mis hijas todo esto -y mucho más- es lo que me preguntaría y lo que me importaría).

¿Quién dicta las normas de cómo ha de vestirse y cómo no? ¿Por qué a una boda de tarde hay que vestirse de largo y a una de mañana de corto? ¿A partir de qué edad no se pueden usar calzas de rayas? ¿Por qué no hay campo sin trigo ni hortera sin pantalón amarillo?

Me gustaría saber por qué no van «adecuadamente» vestidas. ¿Cómo tendrían que haber ido? ¿Tal vez con una rebequita, sr. Copépodo, y una faldita de tablas, o mejor con un insípido traje de chaqueta?

Me gustaría saber por qué es tan importante cómo se viste la gente. ¿Tan sustancial es el trapo que lleves? Y ¿quién me dice a mí qué telilla es la correcta? Ummm, ¿cursito de protocolo? ¡Menuda y soberana gilipollez!

Le preguntaré a mi amiga por qué no quiere contratarme, si por sindicalista o por llevar calcetines de rayas… Mientras tanto, y para siempre, me quedo con la diversidad y con sentirse bien con uno mismo (eso sí, siempre que se pueda, aseadito).

No sé quien dijo una vez que lo esencial es invisible a los ojos

 

9 comentarios to “Dichosos trapitos”

  1. perro verde Says:

    En primer lugar buenos días.
    La sociedad en la que estamos es una en la que impera la diarrea mental.
    Difícilmente podrías salir en pelotas.
    Érase una vez un perro verde, que acudió a la inauguración de la empresa para la que iba a trabajar (Alcalde y demás autoridades asistían) con traje y corbata, pero no recuerdo bien el por qué, aquel día, decidió que seria la ultima vez que utilizaría semejantes prendas.
    La empresa era municipal (reuniones con políticos), por lo que ni te imaginas las presiones que sufrió para que se las pusiera. El colmo fue un día que fueron a visitarla unos alcaldes sudamericanos. Lo llamo el gerente y le pidió por favor que para esa ocasión se las pusiera, a lo que le contesto que ni las tenia, ni dinero para comprárselas, a lo que le contesto que por eso no se preocupara que la empresa se las pagaba. Era faltar a su promesa (¿fue promesa?), por lo que no se las puso aun a sabiendas de que se jugaba mucho.
    Todos los alcaldes llegaron en mangas de camisa, al igual que estaba el perro verde (el único entre todos los anfitriones), el cual era el que podía explicarles el asunto, motivo de su visita, y para colmo cuando les dijo que había estado en todas las ciudades de las que eran representantes, se olvidaron del gerente, alcalde anfitrión y demás personalidades.
    El perro verde aun no se ha vuelto a poner esas prendas.
    El perro verde tampoco ha sabido mas de la/una lagarta.

    Un beso

  2. Que sepas que por aquí no tuvo la menor relevancia. Creo que demostraron que no pasa nada por vestir diferente o sentir diferente, y da igual estés dónde estés siempre debes ser tu. Y mi estimada Watflech, creo que ya sabe que la belleza se encuentra en el interior, por eso usted piensa que soy hermoso, maravilloso, y muy guapo ¿o no es así? Estoy viendo el show de Jay Leno, y está Jeremy Fox, y todas las chicas gritan como posesas, eso será porque no me han visto todavía. UN BESAKO desde los States, ya sabe usted dónde y cómo quiera.

  3. No quiero acostarme sin decirla que me encanta el uso que haces de las canciones. Ala ya puedo dormir tranquilo.

  4. Pues tengo que decir que a mi me pareció estupendo sus hábitos de góticas y la libertdad que les dejaron para elegir . Zp no es de mi agrado pero prefeiro mil veces esa imagen que la de Berlusconi abrazando a la hijisima vestida de blanco en el Escorial .
    Por lo menos es una imagen más moderna , lo que pasa es que somos un país de catetos.
    Alá , mil besos

  5. Pues tengo que decir que a mi me pareció estupendo sus hábitos de góticas y la libertdad que les dejaron para elegir . Zp no es de mi agrado pero prefeiro mil veces esa imagen que la de Berlusconi abrazando a la hijisima vestida de blanco en el Escorial .
    Por lo menos es una imagen más moderna , lo que pasa es que somos un país de catetos.
    Ala, mil besos

  6. la7columna Says:

    Por alusiones.
    Querida mía. Como buene jugadora de mús que soy, y, haciendo un simil, la vida es como una larga partida en la que, en un principio juegan los padres y van enseñando a los hijos las reglas (sencillas) y sobre todo y lo más dificil, los trucos que encierra la partida, hasta, llegado el momento, poner las cartas en sus manos.
    Es un proceso largo y dificil. En un principio, y por lo general, tienden a abusar del farol o del órdago sin haberse parado ni un momento a conocer quién tienen como contrincante (fundamental).
    ¡ Cuantas veces hay que saber ” pasar” para llegar a ello y cuantos jugadores, con muy buenas cartas, han perdido por eso!´y llegado el momento decirles : ¡ AHÍ LAS TIENES, JUÉGALAS !.
    Un beso muy fuerte y envido a grande.

  7. la7columna Says:

    ¿No supiste más de la lagarta? Entonces perro verde, es que era “una” lagarta y no “la” lagarta.
    Mi querido Mr. Holmes, usted es hermoso, maravilloso y guapo ¡por dentro y por fuera! A su vuelta organizamos cena, tengo ganas de veros. Y gracias por escuchar la música, siempre me pregunto si alguien lo hará…
    Ja, ja, ja, Cris, de acuerdo contigo. Nos puede gustar más una estética que otra pero lo bueno es que todas puedan expresarse ¿no?
    A ver Roldana, que sé que eres tú a pesar de que hayas escrito desde mi nick… ¿Aludida? Pues mira, entonces compartes algo con ZP que seguro que alguna vez le ha dicho algo parecido a sus hijas o quizá les haya tirado unos pantalones (ja, ja, ja)… Muy buena la metáfora, pero a mí no me envides que siempre iré contigo, por cierto, tengo juego (¡muac!).

    Besos para todos.

  8. cha Says:

    Querida amiga, tan insustancial te parezco que piensas que no te contrataría por tus bonitas medias de pipi calzaslargas? sabes que si no lo hago, es por no desviarte de tu reciente vocación y porque en esta, mi aburrida profesión, no resplandecerías como te mereces.

  9. la7columna Says:

    Es “literaturilla” y tú, querida, una fuente de inspiración, porque si algo no eres es insustancial, por eso se te perdona hasta que seas empresaria ;), y por eso, la patrona y la obrera pueden ser buenas amigas.
    Besos y gracias por la visita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: