¿«Very Important People»?

Recientemente he descubierto que, si quiero, puedo convertirme fácilmente en una persona VIP o, en palabras de la RAE, en una persona que recibe un trato especial en ciertos lugares públicos por ser famosa o socialmente relevante. Eso es, como famosa no soy, puedo convertirme en alguien socialmente relevante y recibir un trato especial en ciertos lugares públicos, y os preguntaréis:

Para eso, ¿qué se necesita? Pues qué va a ser, a un «poderoso caballero». Parece ser que el dinero ya te permite recibir ese trato especial en lugares más allá de la clase bussines, se ha ¿socializado? hasta traspasar lo de ciertos lugares públicos y ahora resulta necesario establecer esa diferencia para poder sentirnos especiales, precisamente, en cualquier lugar porque, si el trato especial se conviertiera en un bien «igualitario» y se ofreciera a todo el mundo por igual, dejaría entonces de existir el concepto y, entonces, todos seríamos iguales y, la igualdad, parece ser que no mola para unos y, por supuesto, no es rentable para otros.

Y ahora os preguntaréis:  ¿cuáles son esos lugares públicos?

En el cine tengo la posibilidad de, por tan solo ¡1.20 € más!, sentarme en una butaca vip y convertirme durante dos horas en una persona que recibe un trato especial. Pero ¿cómo son esas butacas? Realmente son las mismas de siempre, pero alguna mente muy, pero que muy, lúcida y preclara, ha considerado que si en una sala de 11 filas, de la fila 8 a la 11 se ve mejor la pantalla, se podría pagar más por sentarse donde siempre y convertir a un simple «alguien» en «alguien vip» por sentarse en ellas; aunque sean las de siempre, en la misma sala y con la misma película. Eso sí, al iluminado no se le ha ocurrido bajar el precio, por ejemplo, de las fila 1 a la 4, o de los laterales, y con ello, evitar el insulto a la inteligencia que supone la tomadura de pelo de su propuesta.

En el parque Warner tengo la posibilidad de, por tan solo ¡20 € más!, adquirir mi entrada «correcaminos» (si no se han agotado) y no tener que esperar cola. Me ponen una pulserita de otro color para diferenciarme del resto y, mientras veo las colas que guardan los «alguien» que han pagado solo 37 €, paso a su ladito sintiéndome muy, pero que muy, «vip». Yo pago más y paso antes, ellos pagan lo de siempre pero esperan más (en este caso al iluminado -primo hermano del anterior- tampoco se le ha ocurrido bajar el precio de la entrada normal, en la misma medida en que se disminuye la calidad del servicio que ofrecen al aumentar el tiempo de espera).

Además, como (pagando el suplemento correspondiente) también puedo aparcar el coche más cerca de la entrada, en el aparcamiento vip, puedo entonces convertirme en alguien vip total.

Y ahora os preguntaréis: y todo eso ¿para qué?

En definitiva, que con una vida gris y mediocre, asfixiados por la hipoteca pero con casa en propiedad, coche nuevo y tele de plasma, tres de los pilares sin los cuales un ciudadano de aquí y de hoy no sería nada ¿?, podemos además, pagar más por lo mismo pero sentirnos vip;

O que somos, definitivamente, la clase de gilipollas enajenados que el sistema necesita para poder mantenerse y mantener los privilegios de otros que no son estos «vip» de los que hablamos…

¡Qué bien pensado está todo! y, desde luego, ¡cómo tragamos!

¿Cuánto gana quien gana vendiéndonos el aire?

¿Qué ganamos nosotros?

¿Qué pierden los demás? ¿Qué perdemos todos?

En fin, que tenemos lo que nos merecemos…

10 comentarios to “¿«Very Important People»?”

  1. Pues si querida , esto se añade ya a la lista de desigualdades que esta convirtiendo a esta sociedad en ciudadanos de primera y de segunda .
    Los nuevos VIP no son más que gente normal que aparte de pagar colegios privados y sanidad privada ( porque el servico publico está en decadencia y no es fiable) pagan por cosas que antes eran gratuitas o ya incluidas en el precio.
    tienes razon , somos cada dia más imbeciles.
    Y si no mira la propuesta de un alto ejecutivo de una compañía aérea que quiere crear plazas en los aviones para pasajeros que vayan de pie .
    Ahora tambien será VIP ir sentado con cinturon en un avión.
    besos bella

  2. la7columna Says:

    Abre los ojos, abre los ojos, abre los ojos…
    Ciao bella! ¿Qué pasaría si la próxima campaña publicitaria consistiera en empapelar los autobuses con ese eslogan?

  3. Nata Says:

    Se puede ser VIP sin ceder ni un ápice. Yo me siento VIP en la bañera con una cerve fresquita, en lo alto de una montaña viendo volar a los cuervos, cuando escucho una sinfonía de Bruckner a todo trapo… Y eso es así porque recibo un trato especial de mi bañera. Soy importante para ella, me lo ha comentado alguna vez; tengo siempre el mejor asiento reservado en cualquier peña del mundo y Bruckner desgraciadamente la palmó hace tiempo, pero, si estuviese vivito y coleando, seguro que me invitaba a un palco para deleitarme con su maravillosa música. Aquí el que no se consuela es porque ha olvidado soñar. :)

    Me lo paso de vicio leyéndote, Rasca.

    Fdo.: Pica

  4. la7columna Says:

    Completamente de acuerdo contigo Rasca. Yo me siento VIP con visitas como la tuya…
    Un beso,
    Pica

  5. Como iba a negarme Says:

    Si cuando yo te digo que tienes alma de pija…. pero no te preocupes, yo creo que se te acabará pasando.
    Y cuando se te acabe “poderoso caballero” y quieras sentirte VIP, llamamé.

    Besote

  6. la7columna Says:

    Ja, ja, ja… Pues he de decirte que se me acabó hace… ¿seis años?

  7. Pues yo me siento VIP rodeado de mis amigos, no quiero más, y es con ellos con los que quiero pasar la noche de un viernes o sábado, usted ya me entiende, para que querer sentirte importante en una sala de cine o en el Parque de la Warner, la importancia te la dan los que te rodean y no el dinero, así que usted es más VIP de lo que piensa.

  8. la7columna Says:

    Mi querido Mr. Holmes… y más VIP me siento desde que le conozco…

  9. Hache Says:

    Es cierto que uno se siente importante entre la gente que le quiere (o, al menos, así debería ser), importante cuando está en ese lugar mágico que poca gente conoce u oyendo la música que le despierta el alma. Lástima que además tengas que soportar todo lo demás: aviones en los

  10. la7columna Says:

    Bienvenido Hache, aunque te hayas quedado a la mitad ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: