Personas-llaga

Multitud de veces me he preguntado por qué los seres humanos cuando tenemos una llaga no podemos dejar de tocarla una y otra vez con la lengua. (Si sigue ahí, déjalo ya, que no se va a ir antes por mucho que nos torturemos). Lo mismo sucede si nos sale un grano, lo tocamos, también una u otra vez,  haciéndonos daño incluso, quizá esperando a que por arte de magia una de esas veces haya desaparecido y ya no esté. Pues bien, igual que con las llagas y los granos, a mí me sucede lo mismo con algunos «periodistas». No sé qué extraño mecanismo subconsciente con tintes masoquistas me obliga a escucharlos, clavada, extasiada, impertérrita, pero para ponerme de los nervios una y otra vez. Bueno, realmente, tengo personajes-llaga repartidos por toda la red social:peras

Política: no puedo, no puedo, no puedo con el tufillo a laca para cardar lo incardable de un tándem «entre peras y manzanas con no llego a fin de mes».

Cine: no puedo, no puedo, no puedo con esa rubia tan sobrada, a-ha, requetemegaguayquédivinasoy, que antaño formó tándem con un costumbrista director de cuestionado prestigio.

Televisión: no puedo, no puedo, no puedo con muchos y muchas pero, en especial, no puedo con ese pequeño y musculado pelirrojo, acompañado de dos indiscretas hormigas, que tiene que ser el novio en la boda, el niño en la comunión y el muerto en el entierro.

Periodismo: con permiso de una entrañable pareja recién conocida, no puedo, no puedo, no puedo con esa abuelita, con pinta de «chihuahua cabreao», nombre de especia y apellido que suena a caribe, con ese presentador de noticias, cuyo hermano (ministro) me fascina (por ahora), que comparte con la rubia actriz el carácter de requetemegaguayquédivinosoy perocómosemenotatodo. Sin duda, la palma en este mundillo se la lleva otro tándem y, aquí, presento mis respetos a quien ella ya sabe, formado por un ex-rojo viperino y una rubia tan oronda que sus neuronas patinan en la sobremesa radiofónica. El primero me resulta muy muy divertido, sobre todo en las mañanas, cuando es necesario despertar al cuerpo y a la mente y escucharlo agiliza el proceso. La segunda, la segunda, la segunda… pasar las tardes con ella es como depilarte pelo a pelo y engancharte  la piel.

Pues bien, estaba yo anoche torturándome con Telemadrid de fondo cuando irrumpió en pantalla otro de mis personajes-llaga favoritos para alterarme durante un minuto. Cuando aparece, nunca puedo evitar soltar un: ­­¡Coño!, del susto que me doy.

Pues bien, la susodicha desplegó su sonrisa más sibilina para recordarnos que la izquierda había perdido en las pasadas elecciones europeas en t­oda Europa. Agggggggghh, y disfrutaba taaanto mientras lo decía, ladeando la cabeza hacia la «derecha» y entornando esa mirada suya tan andrógina y tan peculiar, que daban ganas de vomitar. Y yo dando saltos en el sofá, ¡no puedo, no puedo, no puedo!, y mi chico al lado ¡que no, que no, que no, que pone esa cara porque hay alguien escondido debajo de la mesa!…

De manera totalmente predecible, sí, me alteré, pero no podía dejar de mirarla hasta que en pleno clímax nervioso dio paso al hombre del tiempo.

metereo3¡Puf!, un alivio, porque si algo tienen en común las informaciones meteorológicas de cualquier medio «informativo», sea televisión, prensa o radio, es que sus hombres y mujeres del tiempo quedan fuera de cualquier tentáculo ideológico con aviesas intenciones, y la información se da tal cual es. Si hace sol, hace sol en todas las cadenas, si llega una borrasca procedente del norte de Europa, entra para todas ellas, y si soplan fuertes rachas de componente este, todos nos despeinamos, veamos el canal que veamos (mi guiño aquí para el hombre del tiempo de Antena 3, el único que ha conseguido, con su pasión, que sea capaz de tragarme la sección entera).

Desde entonces, y desde ahora, me hago fan inconmensurable de la sección meteorológica de los informativos porque así, cuando llegue a casa:cambio climatico1

1º- Mi último contacto con la realidad informativa del día, que no de opinión,  no va a suponer ninguna alteración de mi estado nervioso.

2º- No me va a importar dónde hayan escondido los niños el mando, puedo ver la sección desde cualquier canal y el tiempo será siempre el mismo (por lo menos hasta el día en que los hombres y mujeres del tiempo nos empiecen a hablar también del cambio climático).

3º- Y ya de paso podré ser yo, alguna vez, quien le diga a esa «amiga» si el tiempo se arregla para el fin de semana.

5 comentarios to “Personas-llaga”

  1. menchurol Says:

    Solo estoy totalmente de acuerdo contigo en lo del hombre del tiempo de A3, es fantástico; parcialmente en lo que se refiere a periodistas de informativos(creo que has sido un poquito “poiticamente correcta”); permíteme darte un consejo: si no puedes, no puedes y no puedes, sintonza un canal donde aparezca una miembra bajita, pero que muy bajita, gorda,con nombre de guillotinada y apellido de centro de culto(católico para más inri), empápate de su “discurso” y sentirás como tu cuerpo se vacía; lo que no conozco son sus efectos secundarios para tu mente. Besos.

  2. la7columna Says:

    ¡Ay, roldana! ¿Todos los ex-rojos sois igual de “viperinos”? ¿Por qué te crees que me he hecho fan del hombre del tiempo? Pues para no tener que ser “políticamente correcta”.

  3. ¡Creo haber reconocido a todos los aludidos! Y comparto al 100% esa manía de tocarme los periodistas yaga. Concretamente la rubia de las tardes. Es mi preferida porque, pese a todo, es la más auténtica.
    Me encanta lo que has dicho de los chicos del tiempo. Deberemos empezar a preocuparnos cuando el frente que viene del norte lo escuchemos sólo en unas cadenas, mientras otras nos insisten en que hace sol aunque llueva. Tiempo al tiempo…

  4. la7columna Says:

    ¡Sr. Copépodo! Sea muy, muy, bienvenido. Usted y Alfie son también mentados ¿Sabes dónde? (Pista: no sois personas-llaga). Un beso.

  5. Ya le digo que creo haber reconocido a todos los mentados, jejeje

    Muchos besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: